Espectro radiológico en la afectación pulmonar por fármacos y radioterapia

| 5 enero, 2013 | 0 Comments

Bleomicina

Puede causar fibrosis pulmonar cuando se sobrepasa la dosis de 400 mgrs. Radiológicamente dará lugar a densidades irregulares en ángulos costofrénicos, de modo bilateral y simétricamente, con la consiguiente pérdida de volumen. Puede asociarse con engrosamiento pleural y agravarse la lesión pulmonar con oxigenoterapia.

 

Busulfán

A dosis superiores a 500 mgrs ocasiona, en el 10% de los casos, toxicidad pulmonar. El riesgo aumenta con radioterapia. Da origen a un patrón intersticial de predominio basal formado por opacidades iregulares, mal definidas, con áreas de consolidación. Evoluciona a la fibrosis.

 

Metotrexate

Produce opacidades alveolares con áreas de consolidación principalmente, si bien su inicio suele ser de predominio intersticial.

 

Adriamicina

Sus efectos pulmonares son consecuencia de la lesión cardíaca a la que da lugar, evolucionando a fallo cardíaco congestivo.

 

Amiodarona

Suele dar lugar a opacidades alveolares con tendencia a la coalescencia y que predominan en bases pulmonares, a nivel de ángulos costodiafragmáticos. Inicialmente puede producir densidades reticulares o más raramente nódulos. Puede evaluarse      mediante       TAC.   Su depósito en hígado produce un aumento en las densidades de atenuación de éste órgano así como en las áreas pulmonares afectadas, debido a la carga de yodo que contiene. La retirada del fármaco conlleva la mejoría radiológica. Puede establecerse un proceso más o menos localizado de fibrois residual.

 

Productos derivados de la sangre

El patrón radiológico de afectación suele ser mixto, con áreas de consolidación alveolar e infiltrados reticulares.

•  Interleucina – 2

Implica la incubación de linfocitos sanguíneos periféricos con IL-2 recombinante para producir células K. Estas son reinfundidas con dosis adicionales de IL-2. Puede ser administrado como fármaco único pero los resultados son menos efectivos.

Radioterapia

Dependiente de

  • La dosis total administrada
  • porcentaje de pulmón irradiado
  • Período de  tiempo en  el  que  se suministra
  • Fraccionamiento de las dosis

Durante el primer mes la radiología será normal.

La fase exudativa (neumonitis por radiación) aparece entre 2 y 7 meses después del tratamiento. Se caracteriza por producir márgenes pulmonares confusos seguidos de un patrón “brumoso” difuso (ground glass)  que  progresa  a  consolidación alveolar.

La fase reparativa se inicia entre los 3 y 9 meses de concluido el tratamiento. El hecho característico es la aparición de fibrosis pulmonar, engrosamiento pleural, pérdida de volumen y aparición de tractos lineales extensos.

En muchos pacientes los bordes pueden apreciarse claramente, mientras que en otros pueden existir áreas de neumonitis que afectan porciones del pulmón situadas fuera del campo de irradiación.

No son infrecuentes las bronquiectasias por tracción. La fibrosis estará presente en casi todos los pacientes que hayan sufrido neumonitis por radiación.

Es raro que se produzca fibrosis con dosis por debajo de 3000 rads a menos que se hayan irradiado zonas muy amplias del pulmón.

Tags:

Category: Técnicas de Exploración Radiológica

Leave a Reply