SIGNOS RADIOLOGICOS DE EDEMA PULMONAR

| 13 Diciembre, 2012 | 2 Comments

FASE INTERSTICIAL

  • Redistribución vascular.
  • Pérdida de la definición vascular y borrosidad de los márgenes hiliares.
  • Engrosamiento de tabiques interlobu- lillares.
  • Engrosamiento de líneas cisurales.
  • “Cuffing”.
  • Rosetas perilobulillares.
  • Patrón micronodular.

 

Redistribución vascular

La trasudación de líquido en los espacios intersticiales del pulmón constituye el primer periodo del edema pulmonar, ya que los capilares están situados en este compartimento. No obstante, aunque esto constituye el primer estadio de acumulación líquida pulmonar, no es el primer signo de descompensación cardiaca o HT venosa pulmonar. La HT venosa suele evidenciarse por la redistribución del flujo sanguíneo desde las zonas pulmonares inferiores a las superiores (“cefalización del flujo”), por lo que el aumento del diámetro de los vasos de las zonas superiores generalmente precede a la evidencia de edema pulmonar manifiesto. No obstante la redistribución vascular pulmonar puede ser signo inicial de EAPC o signo crónico de HT venosa pulmonar.

 

Pérdida de la definición vascular y borrosidad de los márgenes hiliares

Cuando la HT ven osa pulmonar es de grado moderado o transitoria, la trasudación líquida se produce en el espacio intersticial, y se deposita en la envoltura perivascular y tabiques interlobulillares. Es esta localización anatómica lo que produce el típico patrón radiológico de pérdida de la normal definición de los vasos pulmonares y engrosamiento de tabiques interlobulillares (líneas de Kerley).

Las anomalías hiliares son hallazgos comunes en el edema intersticial. Se describe aumento de tamaño e incremento de la densidad, aunque estos dos signos no son específicos; sin embargo “la borrosidad de los márgenes hiliares” sí se considera característico del edema intersticial.

El aumento de densidad “perihiliar”, descrito como signo de edema intersticial, estaría integrado por borrosidad perihiliar y aumento difuso de la densidad, se denomina también “niebla perihiliar” y algunos autores consideran que es un signo de edema alveolar incipiente.

 

Engrosamiento de tabiques interlobulillares

Representan engrosamiento por líquido de los tabiques interlobulillares. Las líneas A de Kerley son densas, largas (hasta 4cm. de longitud), localizadas más frecuentemente en campos medios y superiores del pulmón, con disposición hiliófuga. Se identifican frecuentemente en situación retroesternal.

Las líneas B de Kerley son cortas, delgadas (1-3 cm de longitud, 2 mm de grosor); suelen formar ángulo recto con la superficie pleural en las regiones basales del pulmón (en los ángulos costofrénicos), aunque raramente pueden verse también en las porciones superiores del mismo.

Las líneas C de Kerley son las que se observan con menor frecuencia, suelen verse en las porciones centrales y basales del pulmón como una fina red de líneas finas que se entrecruzan “en tela de araña”.

 

Engrosamiento cisural

Otro signo de edema intersticial, que suele hacerse evidente cuando la acumulación de exceso de agua es considerable, es el engrosamiento de  las  líneas  fisura  interlobulares por acumulación de líquido en el espacio subpleural, (que se halla en continuidad con los tabiques interlobulillares). Además del engrosamiento de las cisuras, el exceso de líquido puede producir una separación de la capa pleural en los recesos costofrénicos sobre todo, que a veces se confunde con derrame pleural, que desde luego también puede existir.

 

Cuffing”

Los manguitos peribronquiales y perivasculares (“cuffing”) son también hallazgos muy frecuentes en el edema intersticial, perdiéndose la nítida separación entre la pared del vaso y/o bronquio, y el aire que los rodea, por acumulación de líquido en el tejido conectivo peribroncovascular. Estos manguitos se observan fundamentalmente en las regiones perihiliares.

 

“Rosetas perilobulillares”

Un signo observado raramente son las “rosetas perilobulillares” que representan el resultado de la visualización de todos los tabiques interlobulillares que rodean a un lobulillo. Este signo suele hacerse más patente en pacientes con enfermedad pulmonar preexistente.

 

Patrón micronodular

Se ha descrito un patrón micronodular, con densidades granulares < 3 mm, que se piensa producido por el manguito de líquido intersticial que rodea los vasos de mediano calibre.

 

FASE ALVEOLAR

  • Opacidades   acinares   confluentes, bilaterales, mal delimitadas “en alas de mariposa”.
  • Broncograma aéreo.
  • “Línea del borde cinético”.

Cuando el líquido rebasa el intersticio penetrando en el espacio alveolar, se producen opacidades acinares confluentes, bilaterales y mal delimitadas, en el seno de las cuales, hay zonas donde el bronquio es el único componente pulmonar que tiene aire, y lo vemos por contraste con el resto del parénquima pulmonar que presenta aumento de densidad (broncograma aéreo).

En las radiografías con edema alveolar florido, puede verse una línea negra rodeando el corazón, denominada “línea del borde cinético”. Se piensa que el latido cardíaco produce en estas zonas mayor bombeo linfático, y así, mayor extracción de líquido. Su aspecto radiológico plantea el diagnóstico diferencial con neumomediastino. Su ausencia puede indicar un corazón acinético o derrame pericárdico.

Los infiltrados alveolares suelen disponerse típicamente en las regiones perihiliares, dando la imagen “en alas de mariposa”.

Tags:

Category: Técnicas de Exploración Radiológica

Comments (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. para la parafarmacia onine dice:

    Me encanta que cuando la gente juntarnos pensamientos .
    Gran blogs , mantenerlo

  2. Fernando dice:

    No deben poner un link de me gusta antes de poder ver la página.

Leave a Reply