Principales proyecciones radiograficas en pediatria

| 10 Julio, 2013 | 1 Comment

Proyección de tórax, A.P./P.A. y lateral.

Al realizar una proyección de tórax a un niño se tendrá en cuenta la protección de contacto, que debe colocarse sobre el área pelviana con el borde superior a nivel de las crestas iliacas.

Hay que colimar exactamente sobre los cuatro bordes del tórax, superior, por encima de los vértices pulmonares, inferior, por debajo de los diafragmas y los bordes laterales cogiendo ambos ángulos costofrénicos.

 

Proyección de tórax erecto con pigg-O-stat.

Este dispositivo de fijación dispone de un protector plomado, habrá que asegurarse de que está elevado 2,5 cm por encima de las crestas iliacas.

 

Proyecciones de extremidades superiores.

Colocar un protector de plomo sobre toda la región pelviana o incluso sobre todo el cuerpo, tapando también el tórax siempre que sea posible. En el caso de los hombros dejar libre esa zona. Colimar exactamente la zona de interés.

 

Proyecciones de extremidades inferiores.

Utilizar los protectores gonadales masculinos y femeninos correctamente colocados

y adaptados al tamaño del paciente, para no oscurecer las caderas y los fémures proximales u otras zonas de interés. Colocar también un delantal plomado sobre el tórax y el abdomen del niño. Colimar bien la zona que se va a explorar.

 

Proyección de pelvis A.P. y axial.

Los estudios anteriores del paciente pueden requerir que no se utilice protección gonadal por si se oscurece alguna zona de interés.

En el caso de las niñas se protegerá cuidadosamente el área gonadal colocando el protector femenino por debajo del ombligo y por encima del pubis. Esto evitará cubrir las articulaciones de la cadera.

En el caso de los niños colocaremos el protector gonadal con el borde superior al nivel de la sínfisis del pubis y de ahí hacia abajo para cubrir los testículos.

 

Proyecciones de cráneo A.P. y lateral.

Fajar el cuerpo y las extremidades si fuera necesario y asegurarse de colocar un protector de plomo sobre todo el área pelviana o incluso sobre todo el cuerpo fajado, protegiendo así tórax, abdomen y extremidades. Dejar libre el cráneo y colimar bien.

 

Proyecciones de abdomen en decúbito y erecto.

En los niños utilizar el protector gonadal de la forma y tamaño adaptadas a él y en las niñas ninguna protección debido a que los ovarios tienen una situación muy variable dentro de la pelvis y podríamos ocultar alguna zona de interés.

 

Proyecciones del tracto digestivo alto. Estudio esofágico o gastroduodenal.

Colocar un trozo de vinilo de plomo de 1mm de espesor debajo de las nalgas del niño para proteger las gónadas de la radiación dispersa desde el tubo de fluoroscopia que está debajo de la mesa.

Si los padres permanecen en la sala se les proporcionarán guantes y delantal plomados para protegerlos a ellos también.

 

Proyecciones del tracto digestivo bajo. Estudio de enema opaco.

En este estudio no puede protegerse la zona gonadal ya que se ocultarían zonas de interés.

Si los padres permanecen en la sala se les dará guantes y delantal plomados para protegerlos.


Urografías.

Siempre se debe utilizar protección gonadal en los varones, excepto para la uretrografía miccional.

No se puede utilizar protección gonadal en las niñas excepto cuando se va a estudiar sólo la zona renal, que entonces sí se utilizará.

Los ovarios en las niñas pequeñas están más altos en el abdomen que en una mujer adulta y su localización es más variable, por lo que es probable que aunque pongamos el protector gonadal, no los estemos cubriendo.

El abdomen bajo puede ser protegido en el estudio de los riñones a menos que se oculte alguna zona de interés. Si los padres permanecen en la sala se les dará guantes ydelantal plomado.

Tags:

Category: Técnicas de Exploración Radiológica

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sites That Link to this Post

  1. Bitacoras.com | 10 Julio, 2013

    Leave a Reply