INDICADORES RELACIONADOS DIRECTAMENTE CON EL ESTADO DE SALUD

| 7 Febrero, 2013 | 0 Comments

Son los más clásicos. Entre otros, destacan los siguientes:

  • Tasa de mortalidad general. Número de personas que mueren por cual-quier causa en una población determinada a lo largo de un año. Es el número de defunciones de todas las edades, de ambos sexos, y por todas las causas. Puede indicarse por cada 1000 o por cada 100000 habitantes.
  • Tasa de mortalidad específica por una determinada enfermedad. Número de personas que mueren debido a una determinada enfermedad por cada 100000 habitantes. Suelen hallarse para las principales causas de muerte como, por ejemplo, enfermedades coronarias y cáncer de pulmón.
  • Tasa de mortalidad específica por edad. Se pueden calcular a cualquier edad. Suelen hacerse por grupos de cinco en cinco años. Una de las más importantes, pues refleja de modo muy claro las diferencias entre países de nivel sanitario bueno y malo, es la tasa de mortalidad infantil, que mide la mortalidad en niños menores de un año. Se expresa por cada 1000 nacidos vivos.
  • Tasa de mortalidad materna. Es el número de defunciones debido a em-barazo, parto y puerperio, en un año, en relación al número de nacidos vivos. Se expresa por cada 100000 nacidos vivos.
  • Índice de Swaroop. Valora el porcentaje de fallecidos mayores de 50 años respecto al total de muertos de cualquier edad en un año. A medida que aumenta el nivel de desarrollo en un país, el valor de este índice es más alto. En los países desarrollados es superior al 80-90%, pues la mayoría de las defunciones suceden en ancianos. Por el contrario, en los países en vías de desarrollo el valor es mucho más bajo, incluso menor del 50%, ya que mueren muchos niños y jóvenes.
  • Esperanza de vida al nacimiento. Número medio de años que espera vivir un individuo perteneciente a un grupo de población si se mantienen las tasas actuales de mortalidad. Puede calcularse a cualquier edad, aunque se suele expresar como la esperanza de vida al nacer.

En los últimos años, se da importancia también a dos tasas derivadas de la anterior:

  • Esperanza de vida en buena salud, que se define como el número medio de años que espera vivir en buena salud un individuo si se mantienen las actuales tasas de mortalidad y de salud percibida.
  • Esperanza de vida libre de discapacidad que consiste en el número medio de años que espera vivir un individuo sin discapacidad.
  • Tasa general de morbilidad: número de casos de una enfermedad o grupo de enfermedades sobre una población determinada.

Incidencia: número de casos nuevos de una enfermedad que surgen en una población a lo largo de un período de tiempo (por ejemplo, un año).

Prevalencia: número de casos (antiguos y nuevos) de una enfermedad en una población.

Además de los anteriores, pueden utilizarse indicadores que informen sobre enfermedades frecuentes en una población determinada. Veamos algunos ejemplos:

  • Incidencia de cáncer. Número de casos nuevos de cáncer diagnostica-dos en un año. Se indica por cada 100000 habitantes.
  • Incidencia de SIDA. Número de casos nuevos detectados de SIDA en un año. Puede expresarse en cantidades absolutas o por cada 100000 o 1 millón de habitantes.
  • Prevalencia de la diabetes. Porcentaje de personas que sufren diabetes.
  • Prevalencia de la obesidad en adultos. Porcentaje de adultos con un índice de masa corporal mayor o igual a 30.

 

Category: Organizacion y gestion Sanitaria

Leave a Reply