Distribución de fármacos

| 16 Diciembre, 2014 | 0 Comments

Comprende los procesos de transporte del fármaco dentro del compartimento sanguíneo y su posterior penetración en los tejidos, diluido en el espacio intersticial y celular.

Cuando un fármaco llega a la sangre puede viajar sólo, fijarse a las proteínas plasmáticas o incorporarse a algunas células como los hematíes existiendo un equilibrio entre estas tres formas.

Uno de los aspectos más importantes es su unión a las proteínas plasmáticas (albúmina, β-globulina, α1-glucoproteína ácida), ya que es la fracción libre, y no la unida a estas proteínas, la que ejerce la acción farmacológica en el tejido.

Category: Farmacología

Leave a Reply