Competencias como profesional especialista

| 9 Noviembre, 2012 | 0 Comments

Las tareas del técnico superior en el hospital tienen dos vertientes: unas generales, con respecto a su área de trabajo y otras especificas de su especialidad. Las primeras se desarrollan a continuación:

Podemos considerar que el funcionamiento del servi­cio comienza con la recepción de una petición de exploración. El médico solicitante rellenará los renglones referidos a la identificación del paciente y a la suya propia, así como el diagnóstico que presu­me y aquellos datos necesarios para orientar al espe­cialista en la exploración.

El paciente ambulatorio llegará a la recepción del servicio llevando la petición. Allí se le darán por escri­to el día y la hora de la exploración y, si es el caso, las indicaciones necesarias para colaborar en la explora­ción

 

También se le preguntará si le han realizado una exploración similar previamente con objeto de no repetir innecesariamente las exploraciones, o bien de usar las exploraciones previas como datos para afinar el diagnóstico. Si se las han practicado, se le solicitará que consiga las placas para consultarlas y devolvérse­las después. Si la exploración se hubiera realizado en el mismo centro hospitalario será el personal del ser­vicio el que solicitará al servicio de archivo la recuperación de esas placas.

 

Si el paciente está ingresado es el personal de enfermería del servicio quien se encargará de cumplir los trámites de petición y de dar al paciente las ins­trucciones pertinentes.

 

Cuando el paciente acude a la cita se verifican los datos de su solicitud y se le dirige a la sala de espera correspondiente. La preparación adecuada de los equipos y del paciente para la exploración son las operaciones previas al estu­dio diagnóstico.

 

Las exploraciones solicitadas las practicarán el téc­nico superior o el facultativo, según la complejidad de aquellas.

 

El revelado de las placas puede ser manual, o con un revelador automático.

 

Las placas secas, debidamente identificadas, se envían a la sección de interpretación. Las imágenes y los datos de la solicitud permiten emitir un diagnósti­co o sugerir nuevas exploraciones.

 

El informe que interpreta los resultados se mecano­grafía en el impreso de solicitud. Se le entregará al paciente ambulatorio o se hará llegar a la planta o a Urgencias, según sea necesario. Una copia del impre­so quedará archivada en el servicio.

 

A muchos especialistas se les envían las placas jun­to con el informe. Otros prefieren que éstas queden archivadas directamente en la historia clínica.

 

Es aconsejable que el jefe de servicio programe reuniones periódicas del personal para que se evalúe la dinámica de trabajo y para modificarla si fuera preciso.

Esquema que representa las funciones del técnico superior como especialista en el hospital.

Category: Organizacion y gestion Sanitaria

Leave a Reply