Celulas Glia y tipos

| 21 Enero, 2014 | 1 Comment

Células de la glía: son los “héroes” no reconocidos del sistema nervioso y superan en número a las neuronas. Aunque estas células no participan directamente en la transmisión de señales eléctricas en distancias largas, proporcionan un soporte físico  y bioquímico importante a las neuronas. El tejido nervioso secreta muy poca matriz extracelular y las células de la glía proporcionan estabilidad a las neuronas al rodearlas. Algunas células de la glía, además, aporta soporte metabólico a las neuronas y ayudan a mantener la homeostasis del líquido extracelular. Estas células se comunican con las neuronas y entre ellas fundamentalmente a través de señales químicas.

El SNP tiene dos tipos de células de la glía: las células de Schwann y las células satélite. Y el SNC (neuroglia) tiene cuatro tipos, que son: oligodendrocitos, microglía, astrocitos y células ependimarias.

Las células de Schwann (SNP) sostienen y aíslan los axones al formar mielina, una sustancia compuesta por múltiples capas concéntricas de membrana fosfolipídica. Se forma mielina cuando estas células de la glía envuelven a un axón y extraen el citoplasma de la glía de modo que cada envoltura tiene dos capas de membrana. Algunas neuronas tienen hasta 150 envolturas.

Por tanto, estas células ejercen una función de aislante de las fibras nerviosas, haciendo que el potencial que viaja sobre las fibras nerviosas que estas células envuelven vaya más rápido y seguro que en las fibras amielínicas (cálulas satélite), consumiendo menos energía.

Las células de la glía conocidas como microglía (SNC) son células inmunitarias especializadas que residen de forma permanente en el SNC. Cuando son activadas eliminan células dañadas e invasores extraños. Generalmente estas células son muy pequeñas y derivan de una célula primitiva llamada madre del sistema retículo endotelial (la que va a fabricar hematíes).

Los astrocitos (astroglía, SNC) son células muy ramificadas que hacen contacto con las neuronas y los vasos sanguíneos, y puede transferir nutrientes entre ambos. Además estas células ayudan a mantener la homeostasis en el líquido extracelular de las neuronas del SNC al captar iones de potasio y neurotransmisores desde el líquido extracelular. Los astrocitos se comunican entre sí a través de uniones en hendidura.

Los ependimocitos son células especializadas que crean una capa epitelial con permeabilidad selectiva, el epéndimo, que separa los compartimentos líquidos del SNC. Estas células son muy abundantes y presentan muchas ondulaciones en su membrana.

Los oligodendrocitos, , al igual que las células de Schwann, sostienen y aíslan a los axones al formar mielina, y se diferencia de estas últimas en la cantidad de axones que envuelve a cada célula. En el SNC, un oligodendrocito forma mielina alrededor de porciones de varios axones. En el SNP, una célula de Schwann se asocia con un único axón (un axón dado puede contener hasta 500 células de Schwann).

Category: Fisiología

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sites That Link to this Post

  1. Bitacoras.com | 21 Enero, 2014

    Leave a Reply