Actuaciones ante la perdida de conciencia

| 18 Abril, 2013 | 1 Comment

La consciencia es un estado en el que el encéfalo permanece en completa vigilia, es decir, donde el cerebro es plenamente consciente de las sensaciones que recibe y de las órdenes que transmite.

La pérdida de consciencia o inconsciencia, es el estado en el que el cerebro tiene abolidos determinados actos reflejos y sólo reacciona ante determinados estímulos, en función de la profundidad o grado de inconsciencia alcanzado

En este estado pueden verse afectadas también las reacciones vegetativas.

Existe un estado intermedio, más próximo al de inconsciencia, denominado semiinconsciencia, en el que el cerebro se encuentra aturdido y no está plenamente capacitado para reaccionar normalmente: sus actos son lentos, torpes y confusos.

A una persona que se encuentre semiinconsciente, solemos decir que está desorientada

Las causas que originan la pérdida de consciencia pueden ser producidas por:

  • Traumatismos mecánicos en el sistema nervioso central (SNC).
  •  Falta de riego sanguíneo en el cerebro (muerte de sus células por falta de oxígeno).
  •  Intoxicaciones agudas (de cualquier índole).
  • Fallos del propio sistema nervioso central.
  •  Impresiones fuertes.

 

Dichas causas se dividen en cuatro grupos:

  • Traumatismos: caídas o golpes violentos sobre la cabeza.
  • Intoxicaciones: alcohol, drogas y medicamentos.
  • Alteraciones metabólicas: diabetes, por ejemplo.
  • Alteraciones neurológicas: epilepsia, A.C.V., etc.

 

En los primeros auxilios, lo esencial es determinar la presencia o ausencia de la consciencia (y de las otras constantes vitales), con independencia de la causa que haya motivado tanto una cosa como la otra. No obstante, veamos la clasificación de las diferentes formas en las que se presenta una pérdida de consciencia.

 

Tags:

Category: Noticias y Articulos

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sites That Link to this Post

  1. Bitacoras.com | 18 Abril, 2013

    Leave a Reply